Pautas de consumo y vías de administración

Gráfico 10

Vía de administración entre todos los pacientes en toda la UE

item Vía parenteral | item Inhalación | item Vía oral | item Vía intranasal

N.B.:

Porcentaje válido.

No se dispone de datos sobre Francia, Irlanda, Austria y Portugal en 2000 o sobre Bélgica, Francia, Italia y Portugal en 2001.

Fuente: Informes nacionales de la red Reitox (2001, 2002). Los datos sobre el indicador de la demanda de tratamiento (2000, 2001) proceden de los centros de tratamiento ambulatorios.

impresión

Por lo general, los consumidores tienen su primer contacto con la droga durante la adolescencia (entre 15 y 29 años de edad y, sobre todo, entre los 15 y los 19). Sin embargo, la edad del primer consumo varía según la sustancia de que se trate. Un 33,6 % de los pacientes comienza a consumir cánnabis antes de los 15 años, un 56,3% entre los 15 y 19 años, y un 63,3%% consume estimulantes por primera durante el mismo tramo de edades (15-19). En cambio, el primer consumo de heroína y cocaína parece tener lugar más tarde (más del 40 % de los pacientes consumen heroína y cocaína por primera vez entre los 20 y 29 años, y algún grupo incluso a una edad más tardía) (Gráfico 10 OL).

Los consumidores de heroína, cocaína y cánnabis demandantes de tratamiento que han consumido drogas en los últimos 30 días suelen consumir estas drogas diariamente, en tanto que los estimulantes generalmente se consumen entre 2 y 6 veces a la semana (Gráfico 9 OL).



Las tres vías de administración de las drogas primarias sobre las que se informa con más frecuencia son: vía parenteral y en cigarrillo en el caso de la heroína, vía nasal en el caso de la cocaína y vía oral para los estimulantes (Gráfico 10). Si tenemos en cuenta las limitaciones metodológicas (la muestra no fue siempre la misma que en el año anterior (2001) y se desconocían menos datos en 2001), observamos un cambio en las pautas de consumo en 2001: un menor número de pacientes se inyecta heroína y un mayor número esnifa o fuma cocaína. Este hecho puede deberse a factores de mercado, en especial el precio y la disponibilidad de heroína y crack / cocaína fumable y los resultados de los programas de prevención y reducción de daños (OEDT, 2002a; Informes nacionales, 2002).