Desglose del gasto

Resulta muy difícil obtener un desglose fiable por categorías del gasto con los sistemas que se utilizan actualmente para la recogida de datos. A nivel nacional, ámbitos como el tratamiento, la reducción del daño y la prevención a menudo pueden aparecer en la misma partida, y no todos los países aplican el mismo sistema para clasificar el gasto. Por consiguiente, las comparaciones internacionales se ven dificultadas por el uso de diferentes métodos de recogida y clasificación de datos, lo que hace muy difícil comparar el gasto de los distintos ámbitos.

Sin embargo, dejando de lado estas limitaciones metodológicas, podemos sacar una conclusión bastante sólida sobre la base de los mejores datos que figuran en el presente informe: el ámbito de la atención sanitaria y el tratamiento se llevan la mayor parte, pues representan entre un 50 % y un 80 % de todo el gasto público directo para reducir la demanda de drogas.

En Austria, el «asesoramiento, atención y tratamiento» de drogodependientes representó en 1999 un 78 % del gasto federal destinado a la reducción de la demanda. En Grecia, los datos muestran que casi el 73% del gasto conocido fue dedicado al tratamiento (y el gasto secundario), mientras que en España, el gasto en tratamientos durante 1999 en las Comunidades y Ciudades Autónomas representó un 74% del total. En Portugal, un 49 % del gasto total destinado a la lucha contra las drogas en 1999 fue a parar al tratamiento, pero un 25 % del gasto total se asignó a la prevención del consumo de drogas, lo que representa uno de los porcentajes más elevados (entre los datos conocidos) en este ámbito dentro de la UE.

Los gastos directos en materia de «prevención», resultan de hecho difíciles de identificar, por lo que la información resulta menos segura. Los porcentajes conocidos van desde el 4% en Austria, país que sólo proporcionó datos sobre la prevención primaria, hasta el 20% en Grecia (también aquí, sólo atención primaria), un 15% en las Comunidades y Ciudades Autónomas españolas y un 10% en Luxemburgo.

La parte del gasto total dedicado a la reducción de la demanda de drogas destinada a la rehabilitación y la reintegración, y a las actividades de acercamiento y reducción de daños parece inferior, muy probablemente debido a la distinta escala delgasto en relación con el tratamiento o porque en parte está incluido en él.